Cómo fomentar la resiliencia corporativa desde el «feedback» y el «feedforward»

La resiliencia es una habilidad muy importante a desarrollar para las personas y para las empresas.  Es la habilidad de recuperarse y adaptarse exitosamente después de una adversidad.  En las empresas incluye el prosperar después de superar circunstancias desafiantes o amenazantes.  En este entorno V.I.C.A. (volátil, incierto, complejo y ambiguo) en el cual vivimos post pandemia, es fundamental que las empresas que puedan adaptarse rápidamente a nuevas situaciones y retos y salir victoriosas. El comportamiento resiliente de las empresas debe abarcar procedimientos de supervivencia, basándose en estrategias que le ayuden rápidamente a resolver crisis y responder creativamente.

Para eso necesita tener una cultura de innovación, flexibilidad con colaboradores que no tengan miedo a equivocarse y que puedan responder ágilmente a nuevas situaciones.  Debe haber una cultura de confianza y comunicación abierta y honesta que promueva el crecimiento y fortalecimiento de capacidades y competencias.  Esto se puede lograr con el feedback y el feedforward continuo y consistente. Cuando un empleado recibe feedback, obtiene información sobre su desempeño actual. Feedforward es el inverso de la retroalimentación. Es el proceso de reemplazar la retroalimentación positiva o negativa con soluciones orientadas al futuro. En términos simples, significa centrarse en el futuro en lugar del pasado.

Lo malo del feedback, o retroalimentación, es que a menudo se proporciona en forma de un «vertedero de información», co demasiados elementos  comentados simultáneamente. Este puede ser un método ineficiente para ayudar a las personas en su crecimiento. Además, se presenta una vez que se han completado las acciones, lo que significa que el foco está en los eventos pasados. Esto puede generar malestar y puede destruir en vez de construir. Lo que realmente se quiere es una conversación abierta, honesta y bidireccional que refuerce las relaciones.  Para que la retroalimentación sea efectiva, debe de darse continuamente de manera que construya habilidades y refuerce competencias.  Y para que realmente sea más útil, debe estar acompañada de feedforward el cual está enfocado en el futuro y casi siempre se considera favorablemente porque enfatiza las soluciones en lugar de los desafíos. Feedforward pone en primer plano los talentos y las posibilidades de carrera del empleado.  Llevan la conversación hacia el futuro con preguntas como estas. ¿Qué haremos diferente la próxima vez para aumentar nuestras probabilidades de éxito? ¿Qué se necesita para ir más allá y por encima de nuestras expectativas? ¿Qué haremos para prepararnos para el futuro?

El feedforward utiliza los errores como elementos de aprendizaje y no para criticar o castigar.  Los obstáculos y los fracasos son considerados como positivos y necesarios en culturas creativas, innovadoras y resistentes.  Para que se sientan seguros, se debe haber generado un ambiente de confianza previo.  Si aún no ha desarrollado empatía y confianza con sus colaboradores y compañeros de trabajo, abordar temas delicados como la diversidad y la inclusión, la compensación, el avance o el bajo rendimiento puede resultar aterrador. Utilice las emociones positivas para promover experiencias de aprendizaje. El tipo más poderoso de feedforward ayuda a las personas a ver los errores como oportunidades de crecimiento y formas en las que se pueden asumir más responsabilidades y compromiso.

Artículos Relacionados

Leave a Reply

Agenda una cita